Atletico y el Real Madrid

Partidos claves para decidir la Liga Española en los últimos años

Hector Nuñez
Hector Nuñez

¿Quién soy? Pues según mi pasaporte, soy Héctor Núñez y según lo vivido, soy periodista y marketero.

Facebook
Twitter

¿Es posible olvidar las lágrimas de Luis Suárez en el estadio del Real Valladolid en 2021, cuando conseguía ganar la Liga con el Atlético de Madrid en una jornada en la que estaba obligado a ganar? ¿Acaso no es un aliciente extra que, cuando hay un nuevo ‘Clásico’ a la vuelta de la esquina, el Real Madrid y el Barcelona ocupen las dos primeras plazas de la clasificación? ¿Cómo de morboso es que los del Cholo Simeone se hayan metido de lleno en esta pelea? En los últimos años, ha habido partidos fundamentales para la resolución de la Liga Española. Conviene repasar cinco de importancia.

Hablar de encuentros de este tipo se hace especialmente interesante estas semanas porque solo quedan un par de jornadas para que el Real Madrid reciba al Girona en el Estadio Santiago Bernabéu. Pase lo que pase en los partidos que quedan para esta cita, los de Míchel seguirán siendo los principales opositores al liderato de los de Carlo Ancelotti, que llevan la iniciativa a finales de enero porque, aunque los catalanes estaban por delante en la clasificación, la expedición blanca tuvo que ausentarse unos días de sus deberes domésticos para jugar la Supercopa de España, que ganó.

Cuando el Atleti parecía perder el duelo en 2021

En la jornada 13 de la temporada 2020-21 de la Liga Española, el Atlético y el Real Madrid estaban disputándose el primer puesto de la tabla con la Real Sociedad de por medio. A estas alturas de la campaña, los ‘colchoneros’ visitaron a sus acérrimos rivales en Concha Espina y fueron derrotados por 2-0. La sensación fue de que los locales habían logrado, una vez más, mostrarse superiores a los rojiblancos, que tendrían que verse relegados a la segunda o a una plaza inferior en la tabla para volver a recurrir a aquello de que, por presupuesto, sus aspiraciones no pueden ser las mismas que las blancas.

En el enfrentamiento mencionado, Joao Fékix aún militaba en el Atlético, formaba pareja de ataque con Luis Suárez y, en el centro del campo, Héctor Herrera formaba con Koke y Marcos Llorente. Es una época en la que Kieran Trippier todavía no se había ido al Newcastle y, en el Real Madrid, Zinédine Zidane ocupaba el banquillo con el trío Kroos-Casemiro-Modric en su máximo apogeo en el centro del campo. Un aspecto curioso de este partido es que confió en Lucas Vázquez como extremo derecho, cerca de Karim Benzema y Vinicius, y le salió de maravilla aunque no era de sus mejores opciones.

Gracias a su victoria, el conjunto de Concha Espina se acercó, de nuevo, a la posición del Atlético, que dominaba la tabla, lo que parecía la antesala de un golpe definitivo para hacerse con el título de nuevo. Desafortunadamente para la plantilla de Zidane, los del Cholo Simeone no caerían de la primera plaza desde la jornada 9 hasta la 32, en la que se ausentarían de ella tan solo por una semana antes de volver a lo más alto y mantenerse así hasta ese partido final contra el Real Valladolid en el que Luis Suárez terminó llorando, a pie de césped, en una videollamada con su querida familia.

Las lágrimas de Suárez

En la antes mencionada temporada 2020-21, el Atlético de Madrid afrontó la jornada final visitando al Real Valladolid. Tenía que ganar para evitar que una potencial victoria del Real Madrid contra el Villarreal en el Santiago Bernabéu supusiera un rebase fatal para sus aspiraciones de campeonato. El Pucela empezó por delante con una diana de Óscar Plano poco antes de los primeros 20 minutos, pero, entre Ángel Correa y Luis Suárez, se encargaron de darle la vuelta a la situación para llevar el trofeo a las vitrinas del Cívitas Metropolitano. El uruguayo no pudo contener la emoción de este momento.

Su imagen llorando en el césped del Estadio José Zorrilla, sentado y hablando por videollamada con su familia, es una imagen legendaria para la Liga Española. Si bien no hubo un duelo directo entre el primer y el segundo clasificado en esta campaña, este tipo de enfrentamientos no suceden con tanta asiduidad como pueda parecer por lo competido de los primeros puestos de esta competición doméstica. Aun así, el Madrid y el Atlético se batieron en un choque a distancia en el que cada jugador permanecía atento al rendimiento de sus contrincantes mientras se centraba en su propio enfrentamiento.

Aquella fue la penúltima temporada de Luis Suárez en la Liga Española. El Atlético de Madrid le ofreció un hogar después de que la directiva dirigida por Josep Maria Bartomeu en el Barcelona le repudiara y, después de un par de años disfrutando en la capital, donde firmó 34 goles, se comprometió con Nacional. La vuelta a su país no resultó tan prolífica como se esperaba, así que se sumó a las filas de Grêmio, donde volvió a firmar unos números increíbles -29 goles en 54 partidos-. Este año, eso sí, disfrutará en el Inter Miami con sus amigos Messi, Busquets y Jordi Alba gracias a David Beckham.

Dos ‘Clásicos’ ilustres… y el Madrid-Girona que viene

La temporada pasada, cuando el Barcelona ganó la Liga con Xavi Hernández, hubo dos ‘Clásicos’ claves para la pelea por el campeonato. En el primero, los del técnico de Terrassa se vieron superados por sus eternos rivales en el Santiago Bernabéu, pero, en el segundo, ganaron en casa. Estos resultados supusieron su continuidad en lo más alto de la tabla durante la segunda vuelta del campeonato, que marcó los puntos claves de su triunfo. Desafortunadamente para el conjunto de la Ciudad Condal, la actualidad es bien distinta y el estratega ha anunciado que se va el 30 de junio.

En el primer ‘Clásico’ de los dos recién mencionados, el Madrid ganó con goles de Benzema, Fede Valverde y Rodrygo. Tan solo les discutió el dominio Ferran Torres, que vio puerta cuando el marcador ya era de 2-0. En la revancha, que tuvo lugar en el Spotify Camp Nou, Sergi Roberto y Franck Kessié, que, ahora, juega en la Liga de Arabia Saudí, se encargaron de despachar a un Madrid que había empezado ganando gracias a un gol en propia puerta de Ronald Araujo. En esta cita, Busquets todavía formaba parte de la plantilla de un Xavi que aún podía contar con Gavi, ahora lesionado de gravedad.

Pero el partido decisivo entre líderes de la clasificación al que el lector debería prestar más atención es el que se va a producir dentro de una semana, cuando el Girona visite al Real Madrid en Concha Espina. En la primera vuelta, los de Carlo Ancelotti ganaron en Montilivi, así que esta es la oportunidad de los albirrojos para demostrar que, si han sido capaces de mantener el pulso durante toda esta primera parte de la campaña, es porque hay mimbres en su plantilla para pensar que los ‘merengues’ son batibles. Savinho, Yan Couto, Miguel Gutiérrez, Dovbyk… Hay argumentos ganadores.

No olvides que puedes seguir a tus deportistas y equipos favoritos en el blog oficial, así como desde la página oficial de Codere España hacer apuestas deportivas.

Facebook
Twitter