Mercado de invierno en España: habrá movimientos en el Barça y el Madrid

Hector Nuñez
Hector Nuñez

¿Quién soy? Pues según mi pasaporte, soy Héctor Núñez y según lo vivido, soy periodista y marketero.

Facebook
Twitter

El mercado de fichajes invernal no iba a presentarse demasiado interesante en la Liga Española atendiendo a los austeros planes de sus equipos punteros esta temporada, pero las lesiones en el Real Madrid y una deriva deportiva derrotista en el Barcelona empujarán a sus dirigentes a dar la bienvenida a nuevos jugadores en la ventana de traspasos. Vitor Roque ya está confirmado como refuerzo de ataque en el conjunto de Xavi Hernández, que, ante la venida a menos de Robert Lewandowski de cara a la meta, necesita piernas frescas. Carlo Ancelotti podría recibir a un central por David Alaba.

El austriaco, que, por cierto, ha sido premiado como el mejor jugador de su país por décima vez en su carrera, se rompió el ligamento cruzado anterior en el partido de Liga contra el Villarreal. Si se añade su desgracia a la de Éder Militao, su entrenador se ha quedado sin las dos principales bazas para el eje de la línea de atrás, que, a pesar de la falta de referentes, está defendiendo el liderato de la categoría por delante del Girona. Los blancos están empatados a puntos con los albirrojos, pero, como les ganaron en su encuentro de la primera vuelta de la campaña, figuran por delante.

Vitor Roque… ¿y alguna salida?

El Barcelona no tenía en mente llevar a cabo ningún movimiento fulgurante en este mercado de fichajes invernal, pero, conforme se acercaba la fecha y el club adolecía de una falta de resolución evidente ante la meta, crecía el deseo de contar cuanto antes con Vitor Roque. Su fichaje procedente de Athletico Paranaense llevaba un tiempo cerrado de manera oficial, pero los despachos de Montjuïc se pusieron de acuerdo con los del club brasileño para que el ‘Tigrinho’ adelantara su puesta de largo como azulgrana. De hecho, hubo semanas de mucha intensidad en la prensa hasta la confirmación formal.

Otro asunto que ha estado ganando empuje en las mesas de negociación ‘culés’ es la potencial salida de algún jugador que no ha estado a la altura de las expectativas. Oriol Romeu es el principal señalado. Llegó desde el Girona para ocupar el sitio de Sergio Busquets, que firmó con el Inter Miami, pero, a pesar de esbozar un rendimiento sobresaliente en el conjunto de Míchel, no fue capaz de replicarlo en la Ciudad Condal. De hecho, ha ido perdiendo la titularidad conforme otros jugadores volvían de la enfermería. En cuanto Frenkie de Jong ha estado listo, él se ha visto relegado a un segundo plano.

De hecho, ha llegado a salir a la luz en la prensa catalana que el Girona vería con buenos ojos darle la bienvenida de vuelta para que colaborara en la pelea por el liderato de la Liga. Curiosamente, en la actualidad, el proyecto de Montilivi es más ambicioso que el de Montjuïc en el plano doméstico. Han pasado ya muchas jornadas desde su última derrota y, en contraposición, el cuadro de Xavi Hernández tiene problemas para derrotar a cualquier contrincante aunque este sea de, a priori, menor calidad. Véase la peleada victoria contra el Almería de hace unos días: los ‘indálicos’ pudieron ganar.

Ancelotti necesita un central

Aunque el Real Madrid no tuviera en mente fichar este invierno, quizá tenga que hacerlo. De hecho, esto ya ocurrió en verano, cuando Thibaut Courtois, el portero titular del equipo, se rompió el ligamento cruzado anterior. La dirección deportiva de Concha Espina contactó con el Chelsea para amarrar la cesión de Kepa Arrizabalaga, aunque, este mes, se ha visto sorprendido por un Andriy Lunin que parece bastante competitivo bajo palos. Ya se ha visto por delante en alguna disputa por la titularidad y, si no alude a su mejor versión en Stamford Bridge, puede que se vea sobrepasado por su par.

Contra el Villarreal, David Alaba sufrió la misma lesión que el belga y que Éder Militao a principios de campaña, así que Carlo Ancelotti tan solo cuenta con Antonio Rüdiger como central puro. Podría utilizar a Nacho Fernández en esta demarcación, pero el canterano ‘merengue’, si bien siempre se ha mostrado predispuesto a todo y es un útil ineludible de la plantilla, quizá no presenta ese perfil de élite que el club necesita para mantener el rumbo en la Liga y en la Champions League. Tendría más sentido hacerse con un especialista ya labrado en mil y una batallas de los escenarios más exigentes.

También es cierto que los jugadores que forman parte de un segundo plano en el Real Madrid han solido responder cuando se les ha requerido. Ya se ha mencionado el caso de Lunin, pero, esta misma semana, Lucas Vázquez, que no suele ser de los más nombrados cuando se habla de los mejores jugadores de la plantilla, marcó el gol de la victoria contra el Alavés que llevó a los ‘merengues’ a lo más alto de la tabla. De hecho, fue galardonado con el ‘MVP’ en un choque en el que coexistía con otros futbolistas de la talla de Jude Bellingham, que ha monopolizado este primer tramo de temporada.

El resto de clubes ya se están moviendo

Hay muchos otros clubes en la Liga Española que podrían hacer movimientos interesantes. El foco se centra en aquellos que han dado un paso atrás esta temporada o los que están en peligro de descenso. Por ejemplo, el Villarreal, que siempre ha podido presumir de un proyecto asentado en la élite, se encuentra más bien en la pelea por la permanencia que por clasificarse para competiciones continentales y eso que ganó la Europa League hace relativamente poco. No debería sorprender, por tanto, que los jefes de La Cerámica invirtieran parte de su presupuesto en rejuvenecer la plantilla.

El Alavés, que está tan solo tres puestos por debajo de los ‘groguets’, ya ha confirmado el fichaje de Carlos Vicente, que procede del Racing de Ferrol. Ha estado mostrando un gran rendimiento en Primera Federación -la Tercera División nacional- y los ‘babazorros’ empezaran a contar con él en sus entrenamientos en cuanto acaben las vacaciones de Navidad. Puede que, gracias a esta incorporación, el grupo gane en fiereza ofensiva con una nueva línea y unas bandas más temibles, algo fundamental para superar a los rivales directos de la zona baja de la clasificación.

Facebook
Twitter