Xavi Hernandez director de Barcelona

El declive de Xavi Hernández como entrenador del Barcelona

Hector Nuñez
Hector Nuñez

¿Quién soy? Pues según mi pasaporte, soy Héctor Núñez y según lo vivido, soy periodista y marketero.

Facebook
Twitter

El FC Barcelona, un bastión del fútbol mundial y siempre favorito en las apuestas Codere, ha vivido tiempos turbulentos recientemente, especialmente en lo que respecta a su dirección técnica, lugar que parece no tener a un referente claro en quien poder confiar. Tras el paso histórico de técnicos como Pep Guardiola o Luis Enrique; el resto de años para los culés que han tenido a técnicos como Ernesto Valverde, Koeman o Setién no han sido fructuosas etapas para el club.

El último en llegar fue Xavi Hernández, una leyenda del club como jugador y que fue recibido con entusiasmo cuando asumió el cargo de entrenador en 2021, recordando un poco al mismo caso que Pep Guardiola cuyo desempeño como centrocampista repartidor de juego era el mismo en muchas instancias que el prototipo de Xavi.

Sin embargo, su paso por el banquillo culé no ha sido tan exitoso. En este artículo, exploraremos los problemas que han contribuido al declive de Xavi como entrenador, haciendo un repaso de su carrera previa en los banquillos, y consideraremos quiénes podrían ser sus posibles sustitutos, así como también mencionando los buenos momentos que este jugador aportó al Camp Nou cuando disputaba los choques desde el césped. Ya que diicen que es de bien nacidos ser agradecidos.

La carrera de Xavi Hernández como jugador del Barcelona y sus éxitos

Antes de su incursión en la dirección técnica, Xavi Hernández tuvo una carrera legendaria como jugador en el FC Barcelona. Formado en La Masía, la famosa academia de jóvenes talentos del club, Xavi debutó con el primer equipo en 1998. A lo largo de los años, se convirtió en un pilar fundamental del mediocampo culé, destacándose por su visión de juego, su precisión en el pase y su control del balón.

Durante su carrera en el Barcelona, Xavi contribuyó de manera significativa a los éxitos del club. Ganó numerosos títulos, incluyendo múltiples La Ligas, Copas del Rey y Ligas de Campeones de la UEFA. Su asociación en el centro del campo con jugadores como Andrés Iniesta y Sergio Busquets fue fundamental para el estilo de juego de posesión y control del Barcelona, que alcanzó su punto máximo bajo la dirección de Pep Guardiola allá por los años 2000 y 2010.

Además de sus triunfos a nivel de clubes, Xavi también fue un jugador clave en la selección española, con la que ganó la Eurocopa en 2008 y 2012, así como la Copa del Mundo en 2010. Esto le hizo ser candidato al Balón de Oro y ser considerado, durante varios años, como un mediocampista de garantías. Toda una carrera de fidelidad y éxitos que el blaugrana aportó durante más de 20 años en la ciudad Condal.

La carrera de Xavi Hernández como entrenador antes del Barcelona

Después de su paso por el FC Barcelona, Xavi Hernández decidió marcharse a Asia para jugar en el Al Sadd catarí donde estuvo un total de cuatro temporadas hasta su retiro. Pero antes comenzó su carrera como entrenador en el Al Sadd de Qatar a la misma vez que jugaba. Durante su tiempo en Al Sadd, Xavi mostró destellos de su habilidad táctica y su comprensión del juego, llevando al equipo a la conquista de la liga catarí y la Copa del Emir, siendo todo un ídolo en el continente.

Sin embargo, la liga catarí es considerablemente menos competitiva que las principales ligas europeas, lo que planteó dudas sobre la capacidad de Xavi para tener éxito en un entorno más exigente, cuestiones que también han lastrado a este técnico en su paso por Europa como veremos ahora.

Pero a pesar de estos cuestionamientos, el Barcelona decidió apostar por Xavi como entrenador, confiando en su profundo conocimiento del club y su identificación con su estilo de juego característico. En 2021 firmó por el equipo de sus amores.

El declive de Xavi Hernández como entrenador

Xavi Hernández fue nombrado entrenador del FC Barcelona con grandes expectativas y una gran dosis de nostalgia por los éxitos que había logrado como jugador. Sin embargo, su transición al banquillo no ha sido tan fluida como muchos habían esperado. A pesar de su conocimiento táctico y su comprensión del estilo de juego del Barcelona, Xavi ha enfrentado varios desafíos desde que asumió el cargo.

La falta de experiencia como entrenador de primer nivel, la presión constante de los medios de comunicación y las expectativas poco realistas de los aficionados han contribuido al declive de Xavi en su papel de entrenador. Si ya era duramente criticado cuando estaba en el terreno de juego por sus ideales y su comprensión futbolística, parecía que desde el banquillo no iba a ser menos.

Además, Xavi ha tenido dificultades para lidiar con el complicado entorno político y financiero del club. El Barcelona ha enfrentado problemas económicos significativos en los últimos años, lo que ha limitado la capacidad del equipo para fichar nuevos jugadores de calidad y mantener a sus estrellas existentes. Esta situación ha puesto a Xavi en una posición precaria, ya que se espera que logre resultados con una plantilla que puede carecer de profundidad y calidad en ciertas posiciones clave.

Otro factor que ha contribuido al declive de Xavi como entrenador es su enfoque obstinado en imponer un estilo de juego basado en la posesión y el control del balón, similar al que caracterizó la era dorada del Barcelona bajo la dirección de Pep Guardiola. Si bien este enfoque fue altamente efectivo en el pasado, el fútbol ha evolucionado desde entonces, y los equipos rivales han aprendido a contrarrestar este estilo de juego. Una adversidad con la que ha tenido que lidiar todo el rato.

Posibles sustitutos de Xavi Hernández

A pesar de los desafíos que ha enfrentado como entrenador, Xavi Hernández aún tiene el respaldo de una parte significativa de la afición del Barcelona y de la directiva del club. Sin embargo, eso no implicó una confianza plena y el propio técnico afirmó en sala de prensa que este sería su último año dirigiendo al Barça. Es así que desde entonces, el equipo directivo de Joan Laporta ha estado buscando un sustituto para su puesto.

Uno de los nombres que más suena como posible sucesor de Xavi es el de Jürgen Klopp, técnico germano que con una perspectiva de cantera bastante rica y un estilo de juego muy marcado, ahora deja el Liverpool tras nueve años y busca otros paraderos lejos de Inglaterra, pudiendo revolucionar el estilo de juego del Barcelona.

Otro candidato que podría ser considerado es Rafa Márquez, ex culé que ahora entrena a las categorías inferiores de los blaugranas y que está dando unos más que buenos resultados a este nivel, aunque el vertigo de que otro ex jugador no cumpla con las expectativas de un banquillo que parece quemar, es algo que inquieta a los aficionados.

Por último salen otros dos nombres más a la palestra, el primero Mikel Arteta. Cambiando el Arsenal y pegándole un lavado de cara para ser competitivo, parece ser que el técnico donostiarra podría ser otro de los nombres claves a tener en cuenta para el banquillo, al igual que lo es Thiago Motta, otro ex azulgrana que está desarrollando una buena campaña en el Bologna de la Serie A y también llama la atención.

Facebook
Twitter