El Liverpool de Jürgen Klopp Premier League

¿Cómo ha vuelto este Liverpool a pelear por lo máximo?

Hector Nuñez
Hector Nuñez

¿Quién soy? Pues según mi pasaporte, soy Héctor Núñez y según lo vivido, soy periodista y marketero.

Facebook
Twitter

El Liverpool de Jürgen Klopp está de nuevo en la pelea por el liderato de la Premier League mientras avanza en la Europa League, la segunda competición europea. Se quedó fuera de la Champions en favor del Newcastle, el nuevo ‘rico’ de la élite inglesa, y está teniendo que soportar una temporada en la que tan solo se dará por bueno haber dado un paso atrás en lo continental si sirve para estar de nuevo al frente en lo nacional. La paciencia de la directiva con su entrenador, la confianza en la estructura de la plantilla y algunos añadidos claves a los esquemas del técnico alemán explican la mejora.

Hay que tener en cuenta, como contexto, que los mejores momentos de este proyecto de Anfield se dieron en la campaña 2018-19, cuando los ‘reds’ conquistaron la ‘Orejona’ y encadenaron varios títulos de enjundia mundial como la Supercopa de Europa o el Mundialito de Clubes que se celebró, en 2019, en Catar. También ganaron la Premier League en 2020, la Copa de la Liga en 2022, la FA Cup en el mismo periodo y la Community Shield también en 2022. Desde entonces, se ha dado un año de sequía que podría terminar si, en verano de 2024, los de Klopp celebran algunos entorchados más.

Línea defensiva: resurgen los líderes

Este Liverpool no se caracteriza por estar liderado, en defensa, por una pléyade de fichajes llamativos, sino por una serie de jugadores que, en el pasado reciente, fueron fundamentales en la conquista de la Champions y la Premier League, pero han estado un tiempo en un segundo plano por diversos factores. Algunos son meras caídas de rendimiento que son su responsabilidad, pero, en casos como el de Virgil van Dijk, las lesiones se han puesto de por medio. Cuando el neerlandés aspiraba al Balón de Oro, se rompió el ligamento cruzado anterior y ha necesitado mucho tiempo para volver a su apogeo.

Andy Robertson y Alexander-Arnold presentan situaciones similares en los carriles, aunque sin tantos contratiempos físicos o, al menos, no tan graves. El escocés es conocido como uno de los laterales más aguerridos del Viejo Continente y ha pasado de que se le meta en las quinielas de mejores en su puesto del planeta a que se le tenga un poco menos en cuenta. Su homólogo brilla no solo por sus capacidades defensivas, sino por lo que aporta en el plano ofensivo debido a su apurado toque de balón. Es habitual verle dar asistencias desde muchas decenas de metros de distancia cuando está fino.

En el resto de casilleros de la defensa, Jürgen Klopp ha estado gestionando los minutos de Joël Matip, Joe Gómez o Ibrahima Konaté, entre otros. Ninguno ha terminado de ser tan trascendental como los anteriormente mencionados en el postrer lustro, pero, con el paso de los meses, han ido haciéndose con un hueco importante para que el esquema del técnico alemán encuentre estabilidad y alternativas. Este último aspecto es clave ante un calendario repleto de partidos del que ya se han quejado algunas figuras importantes del fútbol mundial como el propio Klopp o su homólogo Pep Guardiola.

La medular, donde más cambios ha habido

La zona medular de Jürgen Klopp ha necesitado de nuevas caras ante la desaparición de algunos de sus referentes, como Jordan Henderson, que se dejó seducir por el dinero de Arabia Saudí y empezó a jugar en Oriente Medio en estos últimos años de su carrera. Los despachos de Anfield se han visto obligados a responder con una inversión interesante en el mercado de fichajes, donde se han conseguido refuerzos claves como los de Szoboszlai, Mac Allister o Gravenberch. Hay otros a los que las lesiones no han permitido continuidad como Thiago Alcántara, que llegó por 27 millones del Bayern.

La irrupción de jóvenes como Harvey Elliott también ha jugado un papel clave en el cambio de turno del centro del campo del Liverpool, aunque es la figura de Szoboszlai la que más ha influido en los esquemas del banquillo ‘red’, que, sin que Dominik aparezca en tantos ‘highlights’ como otros futbolistas más vistosos de Europa, ha sido el timón de una medular que necesitaba justamente eso, a un jugador equilibrado y de élite que tomara las riendas e hiciera mejores a sus compañeros con galones y sacrificio en una de las demarcaciones más comprometidas del mund. Costó 70 millones bien pagados.

Alexis mac Allister, que llegó procedente de un Brighton & Hove Albion en ascenso gracias a la mano de Roberto de Zerbi, es otro de los orígenes de que esta medular se haya convertido, de nuevo, en una de las mejores de Europa y de Inglaterra, más en concreto. Es el segundo centrocampista que más ha salido al campo con Klopp esta temporada. La estadística deja claro lo importante que es para el estratega, que sabe que la directiva ha acertado y se relame pensando en la vuelta de Thiago, que, a poco que conecte con sus compañeros, puede ser la guinda que este equipo necesita.

El ataque gira en torno a Salah

Al igual que con el centro del campo, el Liverpool ha tenido que alicatar su línea ofensiva con algunos fichajes de poderoso calado en las arcas como Darwin Núñez o Cody Gakpo, pero ha valido la pena al ver cómo danzan al son de Mohamed Salah, que se ha erigido, como cada año, en la figura que los suyos necesitan para opositar a la Premier League. No solo ha mejorado sus prestaciones, sino que les ha sacado brillo al verse, al fin, en una plantilla que le ayuda a estar más suelto en la zona de tres cuartos para generar goles regalando asistencias a sus compañeros o encargándose él mismo de anotar.

Luis Díaz ha sido otro añadido clave a este frente del Liverpool, pero es el egipcio el que se lleva la palma con ya más de diez goles en lo que va de campaña a los que hay que añadir las cerca de diez asistencias que ya ha contabilizado. Es mejor y hace mejores a sus compañeros de manera parecida a Szoboszlai en el centro del campo y Virgil van Dijk en la defensa. Este Liverpool es un Liverpool de líderes en todas las líneas y Jürgen Klopp lo sabe tan bien que se ha encargado de que a ninguno de sus ‘capitanes’ les falten minutos sobre el terreno de juego. Serán claves para pelear por el título.

Facebook
Twitter