nota-real-madrid-mercados

Real Madrid: ¿Mercado cerrado?

Publicado el 28 de Julio de 2022

Por Alex García Sin mucho alboroto, el Real Madrid de Carlo Ancelotti llega al ecuador del mercado de fichajes sin haber solucionado todos sus problemas y, lo más probable, sin acabar haciéndolo. El conjunto blanco logró hacerse con la Liga de Campeones y La Liga española la pasada temporada, pero con una plantilla que carecía de calidad en varias posiciones que, a priori, tampoco se reforzarán con jugadores de alto nivel. Si bien las llegadas de Aurélien Tchouaméni y Antonio Rüdiger han reforzado la faceta defensiva del club, sigue habiendo muchas incógnitas en otras posiciones. Pese a ello, para Carlo Ancelotti, la plantilla ya está cerrada de cara a la próxima temporada, por lo que toca analizar qué variantes tiene el conjunto merengue en sus esquemas.

Pólvora mojada

La parte ofensiva es uno de los grandes problemas del conjunto blanco. Con Karim Benzema sobre el césped, todos los fantasmas desaparecen. El ariete galo es, sin duda, el futuro ganador del Balón de Oro y eso ha dotado al Real Madrid de una capacidad ganadora vista tan solo en épocas anteriores. Con el francés, el equipo es otro y siempre logra dar la puntilla a los partidos para rascar goles de donde nadie lo espera. PSG, Chelsea y Manchester City aún no saben cómo Benzema fue capaz de hacerles 8 goles en esas 3 eliminatorias. Sus 44 goles y 15 asistencias de la pasada temporada hablan por sí solos y fueron el pilar fundamental para una temporada histórica del equipo con más Champions de la historia. El gran problema radica en el momento en el que Karim Benzema desaparece de la ecuación. Sin él en el campo, sus sustitutos eran Luka Jovic y Mariano Díaz, dos atacantes que, hace 4 años, brillaban en sus respectivos equipos, pero que la temporada pasada tan solo aportaron 2 goles entre los dos, un tanto cada uno. Y, por lógica, un equipo no podría aspirar a nada cuando sus dos arietes suplentes no aportan goles. Este verano, el conjunto blanco ha conseguido la cesión de Luka Jovic a la Fiorentina y parece que Mariano saldrá del equipo. Además, Borja Mayoral -llegado de su cesión en la Roma- también parece que acabará saliendo del equipo. Por tanto, parece imposible pensar que el Real Madrid no reforzará esa zona del campo si acaba perdiendo a todos los reemplazos de Karim Benzema, pero no se baraja ningún nombre ahora mismo. Un nombre lleva mencionándose toda la pretemporada, y es el de Eden Hazard. El atacante belga vuelve a ser la gran esperanza blanca. La afición le apoya y él sabe que tiene muchas miradas encima. Ha llegado más fino que nunca a la concentración en Estados Unidos del Real Madrid y ya ha logrado anotar un gol en el encuentro amistoso ante el América de México. El belga podría ser el reemplazo de Karim Benzema en la punta del ataque si no llegase ningún fichaje, pero si Ancelotti logra recuperar a la mitad del Eden Hazard que conocíamos, la ilusión con el belga alcanzará cotas muy altas. La esperanza es lo último que se pierde.

Una zaga dubitativa

Uno de los grandes problemas de Ancelotti la pasada temporada era la irregularidad de su defensa. La llegada de David Alaba subió mucho la seguridad defensiva, pero el austríaco no logró imponer del todo su jerarquía. Las dos nuevas incorporaciones veraniegas han dotado al conjunto blanco de una de las zagas más sólidas de Europa, aunque de momento no hemos podido verla. En sus dos amistosos de pretemporada, el Real Madrid ha tenido muchos problemas defensivos. Sin ir más lejos, en El Clásico en el que el Barcelona se impuso por un gol a cero con gol de Raphinha, el brasileño anotó gracias a un error grave de Éder Militão. Ante el América, los mexicanos lograron sacar un empate tras varios fallos defensivos. Las pruebas de Ancelotti tienen un centro neurálgico clave, David Alaba. Con la llegada de Rüdiger, el austriaco puede acabar jugando mucho más liberado como lateral izquierdo, pero eso supondría la salida del once de Ferland Mendy, un jugador que, con él en el campo, los blancos no pierden prácticamente nunca. Sería una baza que, de perderla, el club se vería resentido en resultados. Más aún cuando el gran problema defensivo del equipo pasa por el lateral derecho. Si bien Dani Carvajal acabó la temporada rindiendo a muy alto nivel gracias a la dinámica positiva del equipo en la Champions, la realidad es que los tres laterales españoles que tiene el Real Madrid no acaban de dar la talla. Carvajal acumula muchas lesiones, Lucas Vázquez no es un lateral al uso y Álvaro Odriozola no cuajó una buena temporada en su cesión en la Fiorentina y no contará mucho para el técnico italiano. Ancelotti deberá solucionar ese problema en el mercado si no quiere ver cómo hacen daño a su equipo en cada partido por ese costado, como ya pasó con Mbappé en los octavos de final de la Champions o en aquel fatídico Clásico donde el Barcelona goleó a los blancos. La llegada de Tchouaméni también da algo de seguridad en la faceta defensiva, ya que el nivel de Casemiro ha bajado en los últimos dos años y necesitaba un reemplazo que fuese apareciendo poco a poco en los onces. Aurélien no ha podido dejar muchos detalles en la pretemporada, pero es una de las perlas más codiciadas de Europa, un pivote capaz de todo y con un físico excelso. Los blancos se han hecho con un diamante en bruto que, seguro, dará muchas alegrías a la afición. Si los blancos han cerrado su plantilla antes del mes de agosto, Ancelotti tendrá que lidiar con problemas en dos posiciones clave del equipo, pero veremos si de aquí al 31 de agosto, los merengues nos dan alguna que otra sorpresa y hacen que el mercado vuelva a tambalearse.

Te puede interesar: