Copa del Rey: El camino de Valencia y Real Betis

Copa del Rey: El camino de Valencia y Real Betis

Publicado el 20 Abril del 2022

Por Alex García

La Copa del Rey se decide este fin de semana. Real Betis y Valencia se verán las caras el próximo sábado 23 de abril a las 22:00 de la noche. Béticos y valencianistas revivirán uno de los clásicos del fútbol español para decidir el título copero. Ambos conjuntos han llegado al último encuentro con merecimiento, ya que muchos de los que se han quedado a las puertas o no han querido realizar un gran esfuerzo para lograrlo, o no han tenido la calidad suficiente para afrontarlo. La realidad es que la Copa del Rey, pese a no ser el gran torneo que era antes, sigue siendo una gran motivación para muchos equipos españoles.

El camino del Real Betis

La temporada de los béticos está siendo muy positiva. No se puede llegar a calificar de excelsa porque el rendimiento ha caído en picado desde hace dos meses atrás. La eliminación de la Europa League ante el Eintracht de Frankfurt decepcionó a todo el país y una mala racha de resultados en La Liga hizo que el equipo se fuese cayendo poco a poco de la lucha por la segunda posición, algo que, pese a todo, sigue peleando ya que tan solo está a tres puntos de diferencia con respecto a clubes como el Barcelona, Sevilla o Atlético de Madrid. Pese a todo, la final de la Copa del Rey puede marcar un antes y un después.

Aquel gol de Dani en el minuto 119 de la final de la Copa del Rey ante Osasuna en 2005 fue la última noche gloriosa de los béticos. Han pasado ya diecisiete años desde entonces y los verdiblancos tienen hambre de títulos, algo que Manuel Pellegrini ha devuelto a la afición bética. El ingeniero ha caído de pie en Sevilla y ha cambiado por completo las aspiraciones de un equipo que contaba con una gran plantilla, pero no era capaz de encontrar un estilo propio que le ayudase a lograr el gran objetivo de clasificarse para Europa. Con el chileno todo es distinto, y la Copa del Rey puede ser un camino directo hacia su objetivo.

Repasando el camino de los andaluces, lejos queda aquel encuentro de primera ronda en la que golearon por 0 goles a 4 al CFI Alicante en un duelo que no tuvo mucha historia. En la segunda ronda, los béticos titubearon un poco en su visita a Talavera donde los locales llevaron el duelo a la prórroga con un gol en el último minuto, sorprendiendo a todo el país debido a la envergadura de su rival. Pese a ello, los goles de Diego Lainez y Sergio Canales en los últimos cinco minutos de la prórroga dieron el pase al conjunto bético. El primer gran rival del Betis fue un viejo conocido, el Real Valladolid. Uno de los máximos aspirantes al ascenso podría haber complicado la vida a los de Pellegrini, pero no fue así. Un rotundo 0 a 3 hizo que el Betis avanzase de ronda para vivir el gran duelo de los octavos de final de la Copa.

Su rival era el Sevilla, uno de los grandes favoritos. Dejando de lado los incidentes que obligaron a jugar el segundo tiempo al día siguiente, el Betis logró anotar un tanto que le dio el triunfo y el pase a los cuartos de final. Una ronda donde esperaba la Real Sociedad de Imanol Alguacil, un equipo que estaba rozando la excelencia en su fútbol, pero que vio cómo la apisonadora rojiblanca pasaba por encima suya como si no hubiese un mañana. Para terminar, el sorteo deparó un duelo ante el Rayo Vallecano a doble partido que los béticos encarrilaron en el primer duelo con un gran William Carvalho. Bebé metió el miedo en el cuerpo en el partido de vuelta, pero el empate final acabó llevando a la final a los andaluces.

El camino del Valencia CF

Nuevo entrenador, misma directiva problemática y con una camada de futbolistas jóvenes hambrientos de oportunidades. Así se planteaba la temporada de Valencia a principios de curso, sin muchas expectativas, pero, pese a ello, con la obligación de devolver el club a Europa después del desastre de la temporada pasada. La llegada de Bordalás al conjunto ché significaba un cambio de estilo inmediato que funcionó a las primeras de cambio, ya que los valencianistas llegaron a pelear codo con codo con los grandes de España en las primeras jornadas. El Valencia parecía haber encontrado el rumbo adecuado, pero los resultados empezaron a torcerse hasta llegar al día de hoy.

Décimo clasificado, en tierra de nadie y sin opciones europeas vía La Liga. Ése es el Valencia actual, un club a la deriva que, eso sí, a partido único puede sorprender a cualquiera. Nadie contaba con ellos en esta final, más aún sabiendo que su rival en semifinales fue el Athletic de Bilbao, un equipo que venía de eliminar a Real Madrid y Barcelona. Pese a ello, los pupilos de Bordalás demostraron que en la Copa del Rey no hace falta solo ser mejor, sino que hay que creérselo. Y el Valencia se lo creyó con creces para eliminar a un Athletic que no logró ser superior en ningún tramo de la eliminatoria. Bien es cierto que el camino hasta esas semifinales no fue nada complicado, valorando la envergadura de sus rivales. Utrillas, Arenteiro, Cartagena, Atlético Baleares y Cádiz fueron sus rivales hasta encontrarse con los vascos, rivales de categorías inferiores que, pese a ello, dieron mucha guerra.

Con noventa o ciento veinte minutos por delante, cualquiera de los dos puede dar la campanada y coronarse como el campeón de la Copa del Rey, pero el Real Betis parte con claro favoritismo por plantilla, entrenador y rendimiento a lo largo de la temporada. Será todo un reto para José Bordalás abordar la situación y utilizar ese favoritismo en su favor, algo que se le da muy bien y que ha aprovechado en campañas anteriores. Veremos quién logra alzarse con la gloria, pero lo que sí tenemos asegurado es el espectáculo.

APUESTA AHORA A LA FINAL DE LA COPA DEL REY EN CODERE. ¡ASÍ DE FÁCIL!

Te puede interesar:

2 comentarios

Los comentarios están cerrados.