futbol online
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Por Álvaro Benito López – Brea – Periodista deportivo y colaborador en Mister Underdog

Una noche, de repente, cuando era adolescente, una exhibición de Roberto Carlos en Leverkusen permitió al Real Madrid ganar por primera vez en Alemania. Era ya el siglo XXI y se derribaba un muro que parecía infranqueable. Desde entonces, los blancos han ganado más veces en suelo alemán pero al madridista, siempre que visita tierras germanas, da un paso atrás y dice: ojito, ojito.

El Borussia Monchengladbach (rival este martes, 21.00) sabes que te la puede liar. Es un conjunto que imprime mucho ritmo a los partidos y que tiene como una de sus referencias a Marcus Thuram, el hijo del mítico Lilian. Peligroso duelo para los de Zidane, que están casi sin red. Como decía Miguel Quintana en #MisterUnderdog21, el Atalanta se metió el año pasado en octavos tras sumar solo 1 punto de 9 para arrancar, pero el Madrid no debería de tantear a la diosa fortuna. 

¿Qué Madrid debemos de esperar? Al del sábado en el Camp Nou. Un equipo comprometido, juntito y sólido. Es decir, como el del tramo final del curso pasado. A los merengues no les sobra el fútbol como para ir sesteando, como hicieron ante Cádiz y Shakhtar. O lo que es lo mismo: o salen con el cuchillo entre los dientes, o a las 23.00 de este martes puede ser noticia que por primera vez en más de dos décadas se pueden quedar fuera de la fase de grupos de la Champions. Un drama. 

El Atlético de Madrid, mientras tanto, ha tenido recientemente alguna incursión en la Liga Europa, pero no tiene un grupo como para pensar en ello. Debe de ganar al Salzburgo (21.00, Metropolitano), un equipo alegre pero sin mucha dinamita. Ahora bien, hay una cosa que no me ha gustado: la autocondescendencia tras ser goleados en Munich. Si palmas 4-0 no puedes salir hablando de “buenas sensaciones”. Es como el examen de la carrera que era difícil, lo trabajas bien y al final sacas un 3. Si te pintan la cara, agachas la cabeza, y si acaso, en privado, hablas de que no lo hicisteis tan mal.

El partido estrella de la segunda jornada de la Champions es el Juve-Barcelona (miércoles, 21.00), Cristiano vs Messi, como en los viejos tiempos, si el Covid lo permite. En este Barça de entreguerras, qué importante sería dar un puñetazo encima de la mesa ante uno de los favoritos al título. Los de Koeman, que empezaron el curso con brotes verdes, se han estancado y en los partidos TOP de este curso, hasta el momento (Sevilla y Real Madrid), no han rendido. ¿Apostará el míster holandés por Pedri, de nuevo, por delante de Griezzman? ¿Messi saldrá al rescate como en los viejos tiempos o veremos una versión menor como la que está ofreciendo en 2020?

Y para rematar, el Sevilla-Rennes (miércoles, 21.00). Tiene pintaza este duelo. Los andaluces, en un momento valle de este curso, necesitan volver a coger oxígeno, y sobre todo, marcar. El Rennes llega con el regreso de Nzonzi al Pizjuán y con la perla Eduardo Camavinga. Quién sabe si será el partido en el que, a nivel europeo, acabe de derribar la puerta para gusto de decenas de ojeadores de equipos grandes.