La vuelta de la Liga Española

Publicado el 5 de agosto de 2022

Por Alex García

El verano ya ha superado su ecuador y encara su recta final, algo que sabemos de sobra porque vuelve el fútbol, vuelve La Liga. Los engranajes del fútbol español comienzan a quitarse las telarañas para encarar un nuevo curso con la misma emoción o más de cada año. El mercado de fichajes no está dejando muchas perlas más allá de las polémicas incorporaciones del Fútbol Club Barcelona y las apuestas del Real Madrid, pero el resto de equipos también han dejado alguna que otra huella a seguir de cara a esta temporada. Dentro de una semana podremos ver de vuelta nuestro fútbol y disfrutar con los mejores futbolistas del planeta.

Real Madrid y Barcelona, a otro nivel

Los dos pilares más importantes de la competición siguen demostrando su poderío un año más. Tanto merengues como culés han cuajado un mercado notable -hasta ahora- y se han reforzado de la mejor forma-. Comenzando por el actual campeón de Liga y Champions League, el cuadro de Carlo Ancelotti no se ha movido demasiado en el mercado, pero ha dejado la plantilla prácticamente cerrada antes del mes de agosto. El temprano rechazo de Kylian Mbappé al proyecto blanco marcó un antes y un después en las aspiraciones del Real Madrid. Sin el atacante galo, era necesario reforzar esa zona del campo de cara a la siguiente temporada. Aunque aún no lo han hecho, queda mucho mercado por delante donde hacerlo.

Lo que sí ha reforzado el conjunto madridista es la zona defensiva. Sin un lateral izquierdo suplente de garantías, la jugada blanca fue incorporar de forma gratuita a Antonio Rüdiger, un central más que facilita el movimiento de David Alaba al lateral izquierdo blanco. Así, y a falta de un lateral derecho de nivel que pueda dar descanso a Dani Carvajal, los blancos cierran una de las mejores zagas de la competición. Por otro lado, Florentino Pérez -ante el no de Mbappé– se dio mucha prisa en cerrar a una de las mayores promesas del panorama internacional, Aurélien Tchouaméni. El centrocampista galo era deseado por media Europa, entre ellos el Liverpool, flamante subcampeón de Europa. El golpe sobre la mesa del club blanco ha sido magistral para incorporarlo a su proyecto.

Por otro lado, nos encontramos al Barcelona, un club cuyas noticias no dejan de ser positivas pese al saldo negativo que tiene en sus cuentas. La venta de gran parte de sus derechos televisivos de los próximos años ha propiciado que el club tenga fondos para realizar todos los fichajes deseados por el club -aunque de momento no puedan inscribirlos-. La primera llegada fue la de Pablo Torre, el chico cántabro procedente del Racing de Santander que promete ser el futuro del equipo. Junto a él, han ido llegando grandes nombres como los de Andreas Christensen, Franck Kessié, Robert Lewandowski, Raphinha o Jules Koundé, éste último frenando en seco su fichaje por el Chelsea para esperar la oferta del club culé.

La realidad es que La Liga va a volver estar dominada por estos dos monstruos futbolísticos. La gran competición española verá cómo Real Madrid y Barcelona se juegan cada punto como si fuese el último. Si el conjunto culé logra dar un plus y mantener el rendimiento mostrado la final de la pasada campaña, puede aspirar a ganar absolutamente todo, algo que el Real Madrid está obligado a hacer después de ser doble campeón el pasado curso. Con ambos equipos nos divertiremos mucho, eso lo tenemos asegurado.

La otra liga, sin muchas locuras

Mientras los astros del fútbol español se refuerzan con grandes nombres, las diferencias de mercado con el resto son abismales. Los equipos que -en teoría- deberían competir con Real Madrid y Barcelona por La Liga, no han podido incorporar grandes futbolistas, al menos de momento. El Atlético de Madrid cerró muy pronto la llegada de Axel Witsel desde el Borussia Dortmund libre, un fichaje de renombre, pero cuyo fútbol no parece estar en su máximo esplendor. Además, el club colchonero cerró las incorporaciones de Nahuel Molina y Samuel Lino desde Udinese y Gil Vicente, respectivamente.

Por otro lado, ni Sevilla, ni Real Sociedad, ni Real Betis ni Villarreal han dado mucho de qué hablar en el mercado de fichajes. Los de Nervión cerraron la llegada de Marcao, central brasileño procedente del Galatasaray que ha dejado muy buenas cifras en el fútbol turco. Un ejemplo muy parecido a lo que en su día fue Simon Kjaer. Sus vecinos verdiblancos se han hecho con una gran promesa brasileña, Luiz Felipe, central ex de la Lazio que acababa contrato y no quiso renovar con el club italiano. La Real Sociedad se ha reforzado con una de las grandes perlas de La Liga, Take Kubo. El japonés era muy deseado por varios clubes europeos, pero el proyecto vasco le ha convencido del todo. Por último, quien se ha reforzado mejor parece haber sido el Villarreal, aunque lo ha hecho fichando veteranos del fútbol. Primero fue José Luis Morales, luego Pepe Reina y, para terminar, Kiko Femenía.

En el resto de equipos también tenemos alguna que otra novedad, como la llegada de Samu Castillejo al Valencia, Moi Gómez a Osasuna, Óscar Mingueza al Celta, Portu, Mayoral y Luis Milla al Getafe -el club que mejor se ha reforzado después del Barcelona– y Yangel Herrera al Girona. Todos los equipos han movida ficha en el mercado, unos más que otros, eso sí, pero la realidad es que dentro de muy poco comenzaremos a vivir de nuevo la gran emoción de nuestro fútbol, la vuelta de La Liga.

Te puede interesar:

nota-real-madrid-mercados-2
Mister Underdog

Real Madrid: ¿Mercado cerrado?

Sin mucho alboroto, el Real Madrid de Carlo Ancelotti llega al ecuador del mercado de fichajes sin haber solucionado todos sus problemas y, lo más probable, sin acabar haciéndolo.

Read More »